cinco consejos de atacar las distracciones en la oracion

cinco consejos de atacar las distracciones en la oracion

Sigue todos estos consejos para atacar las distracciones en la oracion, debemos combatirlas desplazandolo hacia el pelo destapar que es lo que nos ayuda a concentrarnos

Deseo darte unas consejos Con El Fin De atacar las distracciones en la oracion, son distracciones en la oracion que sufrimos y que podri?n acontecer frustrantes por motivo de que pueden suscitar que dejemos la oracion en ese instante y no ha transpirado nos cueste retomarla mas adelante.

A todos nos sucede lo cual, sufrimos demasiadas distracciones durante la oracion que pueden ser debido a muchas situaciones y estados emocionales que carguemos en nuestros interior que no nos Posibilitan tener el control sufimiento para mantenernos concentrados.

Distracciones durante la oracion.

Quiero contarte una pequena curiosidad de un Santo con la que quizas te sea posible encontrar el aspecto que deseo exponer

“Un aniversario entretanto viajaba con un pobre granjero, San Bernardo mantenia las ojos hacia debajo asi­ como rezaba en mutismo. El granjero estaba confundido y le pregunto al Abad porque hacia eso. San Bernardo le contesto que lo hacia para guardar concentrado asi­ como eludir distraerse a lo largo de la oracion. El granjero le dijo bastante seguro de si identico “yo De ningun modo me he distraido a lo largo de la oracion”. El santo objeto “Me cuesta creerlo”. Hagamos un tratamiento. “En Caso De Que tu puede aseverar el padre el desprovisto distraerse ni una sola oportunidad, Le dare esta mula en la que voy montado. Pero si no lo consigues, debera aproximarse conmigo asi­ como convertirte en un monje”.

El campesino estuvo en sintonia y no ha transpirado comenzo a rezar “progenitor el, que estas en el paraiso, santificado sea. “, posteriormente se detuvo en su oracion un segundo le pregunto a San Bernardo “?. y no ha transpirado eso incluye la montura desplazandolo hacia el pelo la riendas?”.

Si, Hemos acontecer honestos con nosotros mismos, conocemos lo trabajoso que seri­a conservarse enfocado durante la oracion. La excelente noticia podri­a ser no estamos solos, Incluso los santos han luchado con estas distracciones.

Pero, ?porque seri­a tan complejo conservarse concentrado durante la oracion? ?Por que seri­a tan laborioso no tener distracciones a lo largo de la oracion? ?Si no debemos quitar las distracciones, podri­amos por lo menos reducir grandemente que tan a menudo ocurre?

?Por que tenemos distracciones durante la oracion?

De contestar esta pregunta, deberiamos retroceder a ver algunas maneras en las que nuestra civilizacion ha contribuido a destrozar la amabilidad asi­ como seguidamente es necesario examinar algunas sugerencias sobre las santos, entretanto vemos algunas maneras practicas en las que podri­amos retroceder a enfocarnos.

Primeramente aqui algunas estadisticas sobre el limitado foco de interes

– media foco sobre amabilidad en 2015 8.25 segundos- Promedio foco de amabilidad en 2000 12 segundos – El media origen de interes de un pez dorado 9 segundos- Duracion promedio sobre visualizacion sobre un video en la red 2.7 minutos

No se necesitari? un especialista Con El Fin De concebir que las causas detras de el decrecimiento en la aptitud sobre mantenernos concentrados. La celeridad del la red y no ha transpirado el aumento sobre manejo de los telefonos inteligentes nos han acostumbrado a sostener comunicacion asi­ como diversion instantanea.

No es necesario aguardar con el fin de que alguien nos responda o ocurrir las tardes hojeando las paginas sobre un libro dentro de la biblioteca. Inclusive las paquetes son entregados a nosotros instantaneamente. Lo que solia coger dias, o meses, esta cualquier actualmente al inteligencia sobre presionar un boton.

Desafortunadamente, lo cual nos ha llevado a querer tener la misma vivencia cuando oramos. Queremos que Dios actue ahora asi­ como que las respuestas a las oraciones simplemente “sucedan”. Lo que ocurre realmente podri­a ser la oracion nunca ocurre con facilidad y que estamos luchando Con El Fin De mantenernos concentrados en Dios.

?Entonces que deberia elaborar la alma? ?Debemos rendirnos? No. es necesario luchar desplazandolo hacia el pelo mantenernos luchando en contra de estas distracciones.

San Ammonas el Ermita dijo una ocasion.

“Es realmente esencial de un varon tener luchas en contra sobre las pensamientos si los velos tejidos sobre sus pensamientos desplazandolo hacia el pelo que cubren inclusive su mente se van a sacar Con El Fin De permitirle a su ocasii?n dirigir su observacion sin complejidad hacia Dios desplazandolo hacia el pelo de eludir continuar la voluntad de sus pensamientos errantes”. (Soluciones Santas).

Primero de entrar an una iglesia San Francisco sobre Asis solia decir

“Mundanos y no ha transpirado frivolos pensamientos, quedense aca en esta camino Incluso que regrese. ” (Soluciones Santas).

5 consejos Con El Fin De combatir las distracciones durante la oracion.

Tal igual que San Bernardo desplazandolo hacia el pelo San Francisco lo sabian lo que Hemos efectuar es combatir las distracciones, Hemos tomar medidas apropiadas Con El Fin De reducir las distracciones innecesarias desplazandolo hacia el pelo evitar que nos alejen sobre la conversacion con Dios.

A continuacion ciertos consejos practicos de la iglesia, las santos desplazandolo hacia el pelo la esencia humana que nos pueden favorecer an atacar las distracciones

1. Examine y determine sus prioridades.

Una de las motivos por las que somos distraidos por algunas tareas que tenemos pendientes durante la oracion, es porque no tenemos establecido nuestras prioridades y cualquier esta en la cabeza al tiempo lapso en un igual nivel sobre gravedad.

Eso desea hablar de que “Dios” y “la oracion” reciben el tiempo monto de interes igual que las proyectos de el labor o las tareas del hogar.

“La inconveniente habitual sobre la oracion es la distraccion. En la oracion vocal, la distraccion puede referirse a las terminos y no ha transpirado al interes de estas. La distraccion, sobre un forma mas profundo, puede referirse a Aquel al que oramos, tanto en la oracion vocal (liturgica o personal), igual que en la meditacion y en la oracion contemplativa. Dedicarse a perseguir las distracciones es caer en sus redes; basta con regresar an el corazon la distraccion descubre al que ahora aquello a lo que su corazon esta apegado. Esta pobre toma de moralidad tiene que empujar al orante a ofrecerse al Senor de acontecer purificado. El combate se decide cuando se elige a quien se desea ser (cf Mt 6,21.24)”.- CIC 2729

Este parrafo tan hondo del Catecismo nos recuerda de dos verdades importantes. Durante la reciente es aguantar la tentacion sobre combatir las distracciones a lo largo de la oracion Con El Fin De eliminarlas. Igual que fruto pasamos nuestra oracion enfocados en las distracciones y no en Dios.

La segunda es establecer las prioridades. En caso de que colocamos la oracion por delante sobre la totalidad de nuestras diferentes tareas que poseemos, nuestra mente sabra cual seri­a lo mas significativo y se enfocara en eso.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *